Publicado en Cose conmigo, Costura

Hoy cosemos Cosemos un bolso como el de Mary Poppins

Ya está, cosido y lleno de cosas. Y yo estoy encantada con el resultado y enamorada de la tela que, sin duda, utilizaré en más ocasiones.

Si el martes os presentaba los materiales necesarios para hacernos un bolso gigante, del que sacar casi de todo, como hacía Mary Poppins; hoy os traigo el cose conmigo que he publicado en el canal de Youtube.

Es un proyecto muy sencillo, en que los únicos problemillas que podemos encontrar son los derivados de coser la tela, ya que al llevar entretela rígida puede ser difícil de coser en la máquina.

Pero si seguimos unas pequeñas indicaciones, seguro que nos podemos saltar esos inconvenientes.

Os dejo ya con el tuturial, no sin antes recordaros los materiales que necesitaréis.

Espero que os guste tanto como a mí.

 

 

 

Publicado en Cose conmigo, Costura

Bolso inspirado en Mary Poppins. Materiales.

Yo no sé si os pasa igual a vosotros, pero yo no puedo vivir con un bolso pequeño. Lo intento cada vez, pero no hay manera. Preparo mi bolsito con lo básico, entonces dejo fuera cosas como el cargador del móvil, las toallitas para el niño, las gafas de ver y el cacao y, justo ese día, el móvil se queda sin batería, el niño se mancha desde el pelo a los piés, tengo que leer un panfleto de tres páginas y los labios se me quedan como la lija. Siempre es así, sin excepción.

Así que, acabo saliendo a la calle con un bolsazo enorme lleno de todo lo necesario para sobrevivir y, entonces, no necesito nada de lo que llevo; pero ya he cogido miedo, con lo que no me atrevo a dejarme nada en casa.

Por esto, una de mis heroínas es Mary Poppins, que tenía el mejor bolso del mundo, el paraiso mundial de los bolsos tenía esa mujer.

Esta semana, salvando las distancias, vamos a intentar hacernos un bolso como el de mi adorada Mary, a ver qué conseguimos.

El modelo, uno muy sencillo de hacer, lo he encontrado en un libro de bolsos que me compré en Lidl, y que se puede comprar en un montñon de sitios; pero el patrón es bastante básico, así que lo sacaremos para poder hacerlo aún sin libro.

IMG_20170516_142613

Para este bolso vamos a necesitar:

75 cm. de tela estampada para el exterior. Yo he elegido una loneta con estampado de flores, con un toque bastante británico, que asemeja el estilo de Mary. La tela la encontré en una tienda online superchula que se llama Trozos y Telas, tiene una sección dedicada únicamente a telas para tapizar fantástica para este tipo de trabajos, os voy a dejar el link por si os gusta la tela tanto como a mi, aunque os aviso que tienen un montón de lonetas bonitas. http://trozosytelas.com

IMG_20170516_142353

75 cm. de tela de algodón para el forro. Yo he cogido una de algodón liso que tenía en la caja de telas, pero podéis hacerlo con una estampada o en contraste y quedará precioso.

40 cm. de tela de algodón en contraste, para hacer las asas y las cintas de atar. Con un retal es suficiente.

Una cremallera metálica de 60 cm. para el cierre y otra de 20 cm. para un bolsillo interior; aunque vamos a necesitar varios, yo solo voy a cerrar uno con cremallera. Si queréis más, no os olvidéis de comprar más cremalleras.

IMG_20170516_142305

Cuatro anillas metálicas, de las que tienen un lado plano, para las asas del bolso. Si queréis poner un asa larga, necesitaréis un par de mosquetones.

Y, por último, entreletela: aproximadamente un metro de entretela semirígida y 25 cm. de entretela gruesa, de la que se usa para patchwork.

IMG_20170516_142501

Y esto es todo lo que necesitamos para nuestro bolso.

Si os apetece, ya podéis ir preparando los materiales; el domingo os dejo en el canal el paso a paso.

Os dejo, pero no sin mandaros un abrazo muy muy fuerte.

¡Hasta pronto!

Save

Publicado en Costura, Ideas

Hoy cosemos: una cartera de mano

¿Preparadas para una nueva costura de fin de semana?

Esta semana os traigo un tutorial muy chulo y resultón, para aprovechas esos retales que nos van quedando por casa.

Es, además, un proyecto perfecto para hacer regalitos estas navidades.

Es una cartera de mano que podemos personalizar de mil maneras para adaptarla a las necesidades, gustos y aficiones de nuestros amigas.

Os confieso que a mi me viene perfecta cuando voy con la bolsa grande de Pablo, le dejo en la guarde y tengo que hacer cualquier cosa después, porque la saco de la bolsa y no tengo que cargar con tooooodo el bolsón de acá para allá.

Pero ¿y si elegimos un satén y nos hacemos una para las fiestas? ¿O una tela impermeable y la llevamos al gimnasio o a la pisci?

Aquí os dejo el tutorial, con explicaciones de talladas y con una pequeña demostración para que aprendáis a poner snaps.

¡Un abrazo enorme!

 

Publicado en Crochet

Bolso de Granny Square – African Flower

Uno de mis proyectos para 2016 era un manta completa de Granny Square del tipo African Flower, con forma hexagonal y precioso.

La cosa es que cuando estaba tejiendo los Granny vi de repente una colección de bolsos de crochet y decidí que necesitaba uno de esos bolsos para este verano. Así que, ya que tenía material de sobra para el bolso, decidí abandonar la idea de la manta (de momento) para hacer mi bolso.

Hoy me gustaría enseñaros como ha quedado. Espero que os guste.

Para el Granny African Flower seguí el patrón de Lanas y Ovillos.

Si nunca habéis hecho Granny Squares puede que este modelo os resulte un poco más complicado, pero en la página de Lanas y Ovillos lo tenéis muy bien explicado.

De todas formas, aquí os dejo el esquema y mis muestras para que veáis lo chulo que queda.

 

Para este bolso vamos a necesitar 27 Granny, que van a ir distribuidos y unidos tal y como indica el siguiente esquema:

bolso-granny

Los Grany los vamos uniendo uno a uno, siempre trabajando por la parte trasera de la labor. Podemos utilizar una aguja lanera o hacer una cadeneta con crochet.

La única unión diferente es la del fondo. Para darle un efecto ligeramente abombado al bolso, vamos a unir en triángulo.

Una vez que la parte de crochet está lista hay que ponerle un forro.

Lo primero que hay que hacer es recortar el forro (que puede ser cualquier retal de tela chulo que encontréis). Para ello ponemos el bolo sobre nuestro forro, para establecer las medidas, marcamos la forma, dibujamos y cortamos.

A continuación, vamos a poner una cremallera al forro. Nos va a dar un aspecto mil milones de veces mejor, va veréis.

Poner una cremallera es muy sencillo. Sólo tendremos que tener 4 tiras de la longitud del bolso y unos 8 cms. de ancho. Dos de ellas las uniremos a la parte delantera de la cremallera y las otras dos a la trasera, tal y como se indica en las fotos.

A continuación, casemos los laterales del forro, y para ello, vamos a utilizar una costura francesa. ¿Cómo se hace? Pues muy fácil.

Paso 1: cosemos por el derecho, haciendo a costura a 1 cm. del borde de la tela.

Paso dos: damos la vuelta, doblamos nuestra costura de modo que quede escondida.

Paso tres: cosemos por el revés a 1,5 cm del bolde.

De este modo quedará una costura de los más limpia y bien rematada.

Para terminar con nuestro forro únicamente nos quedaría unir la cremallera al forro, de modo que nos quede como un saco.

Y ahora, vamos a fijar el forro y el bolso de crochet con un festón para lo que yo he utilizado el mismo hilo que para el bolso.

14

Para acabar, una pequeña cadeneta de 5 puntos en los laterales para colgar un asa.

15

Y con esta ya está listo el bolso:

Ha quedado genial ¿no os parece?

Yo estoy más feliz que una perdiz.

Animaos ya mismo a haceros un bolso a crochet para el verano. Están muy muy de moda.

Y si necesitáis algo de ayuda, aquí me tenéis.

Un abrazo a todas y ¡hasta pronto!

Publicado en Crochet

Mi primer bolso de trapillo

Hoy os voy a presentar mi primera labor hecha con trapillo, material muy de moda pero que yo descubrí hace poco; bueno sí, yo he tenido las típicas alfombras de trapillo que estaban de moda hace unos años, pero nunca había trabajado con ello.

El caso es que ahora que lo conozco tengo que decir que es la leche, una maravilla. Es fácil de tejer, cunde mucho, es rápido y los resultados muy bonitos. También es verdad que no se puede usar para todo, pero bolsos, cestas, alfombras y demás quedan muy chulas.

El trapillo es un material que proviene del excedente industrial de las fábricas textiles, de lo que les sobra de la fabricación de telas y prendas de ropa y, de un tiempo a esta parte, está siendo usado en los hogares de medio mundo para hacer labores. El trapillo, como podemos leer en el artículo de Mercería Actualidad, era un material que se tiraba o se donaba a los traperos.

Eso sí, es un material que no se teje al uso de lanas e hilos, no es tan delicado, no se deshilacha, no se engancha. Y, dado su grosor, hay que usar ganchillos o agujas del 10 – 12.

Mi primera labor de trapillo la hice con un par de ovillos pequeños de trapillo y un ganchillo del 10, que me pareció el más apropiado para mi bolso.

Trapillo y ganchillo

El patrón lo conseguí en internet, pero tengo que confesar que lo he tenido que ir adaptando un poco porque el resultado era muy distinto del que se contaba en en patrón.

He de decir que el bolso se teje en dos partes, empezamos en el medio, tejiendo primero un lado y luego el otro. ¿Suena raro? Ya os iré contando como va 🙂

Empezamos con una cadeneta de 42 puntos + una más al final de la labor.

La seguna vuelta es de 42 puntos bajos, empezando como siempre en la segunda cadena después del ganchillo. Al final de la vuelta, después de los puntos bajos y para dar la vuelta a la labor, hacemos un punto de cadeneta.

En la tercera vuelta y hasta la duodécima, se utiliza el punto bajo de relieve, que da un efecto muy bonito. Ojo, siempre al final de la vuelta una cadeneta antes de volver.

Un vez que llegamos a la vuelta 12 se empieza a aumentar y disminuir para dar al bolso aspecto abombado.

Así que hacemos la vuelta 13 y empezamos con un punto bajo relieve y un aumento, luego contamos 14 puntos bajos más hasta sumar 16 puntos con el aumento y el primer punto. En el punto 17 hacemos una disminución y después 4 puntos bajos, luego una disminución, puntos bajos hasta el final de la vuelta y una cadeneta.

En la vuelta 14 hacemos un punto bajo, un aumento, 13 puntos bajos, una disminución, 4 puntos bajos, una disminución y puntos bajos hasta el final de la vuelta y una cadeneta.

En la vuelta 15 es igual pero un punto bajo + un aumento + 12 puntos bajos. El resto igual.

En la vuelta 16 igual pero un punto bajo + un aumento + 11 puntos bajos.

En la vuelta 17 igual pero un punto bajo + un aumento + 10 puntos bajos.

Al llegar a este punto la labor tiene forma y cuando la doblas por la mitad tiene cierta forma abombada.

wpid-wp-1444338372040.jpg Así que, unimos un lado con otro usando punto bajo relieve por el lado del bolso que va a quedar para dentro. Quedará como en la foto.

wpid-wp-1444338129655.jpgComo os dije, en este punto tenemos medio bolso hasta un lateral y nos falta el otro medio.

Volvemos a lo que fue nuestra primera vuelta de 42 cadenetas y hacemos una cadeneta de 42 puntos, tomando como referencia el punto contrario al nudo, es como si hiceramos la vuelta de retorno,

Luego hacemos 2 o 4 vueltas de puntos bajos (o más, según el ancho del bolso que nos guste), repetimos la serie desde la vuelta 13 a 17 y unimos los lados.

acabando el bolso de trapilloUna vez hecho el saco, hay que ir reduciendo la “boca” del bolso y coserle unas asas. Para lo primero, yo hice una vuelta entera de puntos altos en la horizontal de la boca  y continué con 4 cadenetas más. Y para lo segundo, tenía preparadas unas asas de madera sencillas pero que le iban al pelo.

Así que, con una aguja lanera cosí a la boca mis asas.

wpid-wp-1444337817588.jpgEl bolso ha quedado muy chulo ¿qué os parece? ¿Os anímais?

Espero que sí y si lo hacéis, contádmelo.

¿Hasta pronto!

Bolso de trapillo