Publicado en Costura

Cosemos una camiseta amplia facilísima

Muy buenas,

¿Cómo estáis todos?

¡Cuánto tiempo sin pasar por aquí los viernes!

Y es que, tras pasar el verano, he vuelto a retomar la costumbre de publicar los videos en el canal para que así podáis disfrutar de un fin de semana lleno de ideas, proyectos y costuras.

Y vuelven con un proyecto muy facilito, de esos que podemos hacer en una tarde con un resultado muy chulo.

Hoy os traigo una camiseta ancha realizada en tela de punto elástico que podemos personalizar a nuestro gusto, gracias a las múltiples aplicaciones disponibles en las mercerías.

La tela la podéis encontrar en trozosytelas

Material necesario: 1 m. x 1,5 m.

Aquí os dejo el tutorial.

¡¡Nos vemos muy pronto!!!

Enlazo con oursewingworld, un sitio chulo chulísimo!

Publicado en Cose conmigo, Costura, Sin categoría

Vamos a coser juntos una falda de capa

Esto de tener un canal de Youtube cada día me gusta más, os siento más cerquita y me parece que os resulta más fácil hacer vuestra propia ropa con vídeos, lo cual me motiva mucho para poner en marcha nuevos proyectos y labores.

Este año, para empezar, vamos a coser juntos una falda muy sencillita, un modelo que, si nos tomamos bien las medidas, sale perfecto en un pis pas: una falda de capa.

Y para ello he escogido una tela escocesa roja preciosa ¿qué os parece?

Estoy encantada con la falda, creo que es un modelo indispensable en cualquier armario. Sienta fenomenal, puedes hacerla para cualquier estación y casi con cualquier tela, desde el tul hasta la lana.

Animaos, mirad que sencillito es:

 

Publicado en Costura

Un cómodo y festivo vestido camiseta

¿Cómo van los preparativos navideños este año?

Yo ando como siempre…corriendo…y es que cada año que propongo empezar con preparativos, adornos y regalos nada más cambiar el mes y a estas altura he puesto el árbol y dando gracias 🙂

Me he cosido un vestido camiseta con un tejido de punto extensible muy resultón y que me va a permitir estar estar mona (y muy cómoda) en Nochebuena.

Es verdad que si pensamos en vestidos de punto nos viene primero a la cabeza algo cómodo o de deporte, pero con unos buenos complementos, una tela de fiesta y unos retoques brillantes podemos tener un vestido perfecto para salir…bueno, y un escote así también ayuda ¿no os parece?

wp-1482271109070.jpg

Otro añadido que tiene este vestido es que es muy muy fácil, porque ni patrón requiere, yo lo he copiado de una camiseta.

Mirad como:

Lo primero que hacemos es doblar nuestra camiseta por la mitad, bien sujeta y encarada para que no se nos mueva.

Si la camiseta es vieja y ya no la queréis más, lo mejor es abrir las costuras y unir primera el derecho y luego la espalda.

Lo segundo es doblar la tela por la mitad a lo ancho para tener tejido suficiente para sacar las dos partes. Para este modelo es necesario tener unos dos metros de tela elástica.

Si os animáis, podéis comprar tejido extensible con lentejuelas, que se lleva muchísimo este año y lo vais a encontrar de un montón de colores.

A continuación, colocamos la camiseta en la tela doblada, haciendo coincidir los dobleces, y dibujamos el contorno con un jaboncillo.

Si queremos alargar el largo o la manga o darle más anchura al modelo, ahora es el momento.

Después de esto, ya tenemos el contorno del modelo en la tela y podemos cortar el delantero, dejando un centímetro de margen para costura.

Para la espalda hacemos el mismo proceso. Si es diferente al delantero, como es mi caso, hay que doblar de nuevo la camiseta, respetando el escote y la forma.

Una vez que ya tenemos las dos partes cortadas, pasamos a unirlas encarando los derechos y colocando centro con centro, para que quede perfectamente equidistante.

Es importante mantener el centímetro, o lo que hayamos dado, de costura, que respetaremos al pasar la costura a la máquina y que controlaremos con el margen y el pié de la máquina.

Lo más adecuado es coser la costura con un zigzag pequeñito y remallar, para que no de ningún problema al estirar y, además, quede todo muy limpito y bien rematado.

Ya solo nos queda rematar el bajo y las mangas, que coseremos dando la vuelta a la tela y utilizando una aguja doble. En caso de que no tengáis posibilidad de coser con aguja doble, entonces tenéis que coserlo con zig zag para que al estirar no se rompa el hilo.

Y para terminar, vamos con el escote, que podemos hacer cortando vistas, utilizando un bies, usando tela de puño cortada muy estrechita o cualquier cosa que nos ayude a controlar la costura y que no se nos desboque el cuello.

Yo he utilizado una tira de encaje de algodón y he pasado dos pespuntes muy juntitos, simulando una falsa aguja doble. Así, además, he aprovechado para ponerle un adorno al vestido 🙂

Y ya lo tenemos, solo nos queda planchar y ¡a disfrutar!

 

Publicado en Costura

Nos hacemos una falda de tablas dobles.

Hoy vengo con un tutorial de esos facilitos que podemos hacernos en una tarde y sin patrón: una falda de tablas dobles.

wp-1478252437751.jpg

Seguro que las habéis visto por la calle porque se llevan un montón y, la verdad, favorecen muchísimo. Es un modelo muy socorrido en cualquier ocasión y no puede faltar en el armario.

wp-1478252391635.jpg

El modelo que yo he hecho lleva la cintura altita y el vuelo muy marcado, gracias a las tablas y a la tela que he empleado: una labrada, similar al piqué, de algodón con mezcla.

wp-1478252391629.jpg

Le van muy bien telas con estructura como el piqué, el neopreno, la sarga, gabardina, tafetán, ese tipo de telas que son más tiesas. Con las telas finitas se puede hacer también, pero pierde un poco la gracia porque queda muy lacia y sin cuerpo.

wp-1478252460513.jpg

Parece que este otoño me he propuesto llenas mi armario de color, porque, como veréis en el vídeo tutorial, de nuevo utilizo tela blanca con un pequeño estampado verde. De momento, gris fuera 😉

wp-1478252391632.jpg

Además de aprender a haceros la falda, vais a aprender a distribuir las pinzas en la tela, a montar la cinturilla y la cremallera vista.

Sin más, os dejo con el tutorial. Espero que os guste y que os animéis a haceros la vuestra ya mismo.

Ya sabéis que me tenéis aquí para todo lo que necesitéis: preguntas, dudas, sugerencias, recomendaciones…¡¡espero vuestros comentarios!!

Y, ahora ¡a coser!

Guardar

Guardar

Guardar

Publicado en Costura

Una pequeña mochila para el pequeño Pablo

¿Tenéis dos cuadrados de tela, un trocito de cinta, un cordón de zapatos y media hora?

Pues ya podéis hacer una mochila como la que yo le he hecho a mi Pablete para ir a la guarde.

1

Lo primero que hay que hacer es medir la tela y cortarla.

Yo corté dos cuadrados de 36 cm. x 36 cm., pero también podéis cortar un rectángulo más grande y doblar por la mitad, de modo que no os hará falta ninguna costura central.

Una vez lo tenemos cortado tenemos que unir los cuadrados en los laterales, pero antes de eso vamos a poner unas trabillas en la parte inferior, tal y como veis en las fotos.

Una vez puestas las trabillas inferiores, daremos la vuelta a la mochila y remataremos la parte superior.

11

Para la parte superior, vamos a cortar dos tiras de unos 4 cm. de alto y del mismo ancho que cada uno de los lados de nuestra mochila.

12

Una vez cortadas, las colocamos en la parte superior, enfrentándolas por el derecho como si estuviéramos colocando una vista.

Es importante tener en cuenta que cada tira tiene que ir rematada en los bordes y que no van unidas en ningún momento, porque será por donde pasemos la cinta o los cordones que nos servirán de asas de nuestra mochila.

Ya casi tenemos nuestra mochila lista, sólo nos queda pasarle la cinta para las asas.

Yo al final que sustituido los cordones por una cinta blanca de algodón, pero vosotros podéis usar lo que tengáis más a mano.

18

Para que nos quede perfecto, cortaremos dos tiras de cinta cuya medida será igual al alto x ancho de la mochila.

Y con la mochila lista vamos a añadir un pequeño pero importante detalle: identificar la mochila.

¿Cómo? Pues poniendo el nombre de nuestro campeón en fieltro.

Bueno, podemos ponerlo con sellos o bordado o con un rotulador, pero yo lo voy a hacer con fieltro; a ver si os gusta 🙂

Sólo tenemos que cortar las letras y coserlas con un pespunte, como en las fotos:

Y ahora sí que sí, ya tenemos lista la mochila:

Publicado en Costura

Vestido “Kimonostyle”, imprescindible

Antes de empezar a contaros que estoy fascinada con el proyecto que os voy a presentar hoy.

El patrón facilísimo, la tela increible y el resultado impresionante.

finalcrop.jpg

El modelo es un patrón es del libro “Kimono Style” de El Costurero Pattern, un libro precioso, totalmente inspirador ,donde podemos encontrar patrones de costura y crochet increíbles, de esos que se te quedan siempre en la mente y se acaban convirtiendo en básicos de armario.

Y la tela es de una de mis tiendas on line favoritas del mundo mundial, Tejidos de Moda. Siempre encuentro lo que quiero, la calidad y los precios son buenísimos, entregan en unas 24 horas y llegan las telas que parecen un regalo ¿qué más se puede pedir?

Para este vestido estilo kimono elegí un raso manoseda estampado, muy fluido y suave, que ha resultado perfecto.

En el libro encontraréis las hojas de patrones, muy sencillas y todas las indicaciones. El modelo se presenta en una talla, y según tus medidas quitas o añades los centímetros que ellos indican. Es muy sencillo. Yo suelo usar una talla 40 y no tuve que tocar nada.

El patrón se compone de 3 partes: delantero (dos piezas), espalda (una pieza doblada) y cinturón (1 pieza doblada).

Yo tuve suficiente con 1,5 mts. de 1,5 mts. de ancho, pero si os gusta más largo o amplio, quizá sea mejor comprar 1,75 mts.

Una vez que cortamos las piezas, enfrentamos por el derecho la espalda y los delanteros y unimos las costuras laterales y los hombros.

Una vez cosido y para rematar todos los bordes, saqué las vistas con el patrón del vestido con un forro de raso. Es es algo que en libro no encontré, pero resulta muy sencillo sacarlas ya que, simplemente, tenemos que seguir las formas del patrón

Las cosí en los cantos como siempre: enfrentando los derechos, cosiendo al borde con un pespunte y, para acabar, volviendo la vista hacia dentro.

Queda perfectamente pulido.

Un vez todo bien rematado, como las dos partes del delantero montan la una en la otra, le he puesto unos corchetes a los lados, uno en el interior y otro en el exterior; lo justo para sujetarlo y que no se abra, pero que no se vea.

Ya solo nos queda rematar la manga con una vuelta pequeñita hacia dentro y hacer el cinturón.

Y, chan tata cháaaaan…..

Pedazo de vestido.

Es una pasada, de verdad.

Un básico que repetiré en varias versiones sin dudar.

Ah, por cierto, y es verdad que se hace en una tarde.

Totalmente recomendado!!!

¡Nos vemos pronto!

Publicado en Cose conmigo, Costura

Cose con nosotras: hacemos el patrón de la blusa

Tal y como os prometí, hoy toca ponerse manos a la obra con la primera parte del Cose con nosotras que tengo a medias con Sheila de Buscando mis gamusinos.

Como os adelanté a mi me toca hacer el patrón de la blusa, una muy fresquita, ideal para estos días de verano.

Para la blusa tendremos suficiente con 50 cm. de tela de 1,50 m. de ancho y las medidas que tenemos que tener en cuenta serán:

Contorno de pecho: tomada alrededor del pecho, por la parte más prominente. Se plasma 1/4 de la medida en el patrón. Si nuestra medida es 100 cm. tomaremos en cuenta 25 cm.

Alto de pecho: desde el pezón hasta el hombro.

Contorno de cadera: alrededor de la cadera. Si toma 1/4 de la medida total.

Contorno de cintura: alrededor de la cintura. La cintura de mide justo dos dedos por encima del ombligo. Igual, se considera 1/4 para hacer el patrón.

Hombro: del cuello al borde del hombro

Sisa: tomada desde el hombro hasta la axila, sin girar.

Talle delantero: desde el lateral del cuello hasta el punto que queramos sea el largo de la blusa. Se toma por delante.

Caída: desde el hombro hasta la cintura.

Y, además: el largo de tirantes que queramos, la profundidad del escote delantero y la del trasero.

Dicho esto, vamos manos a la obra.

Empezamos marcando un rectángulo que tendrá como lados verticales la medida del talle delantero y como lados horizontales 1/4 del contorno de cadera.

Mantendremos uno de los lados verticales del rectángulo como referencia y lo consideraremos “el lado del doblez” y el lado opuesto lo consideraremos el lado del hombro.

Con el rectángulo trazado nos vamos al lado horizontal superior, donde marcamos un punto con la medida de 1/4 del contorno de pecho tomada desde el doblez y desde ahí trazamos la medida del hombro.

Sobre la medida del hombro marcamos un punto a la mitad exacta y desde ahí, hacia abajo, trazamos un línea con la medida que queramos que tengan nuestros tirantes (yo he tomado 12 cm). Espero que quede claro en la foto.

b0

Desde ese mismo punto vamos a dibujar hacia abajo la medida que tenemos de alto de pecho.

Sin nombre.JPG

Partiendo del lado del doblez y pasando por el punto de la media del alto de pecho trazaremos una línea horizontal con 1/4 de la medida del contorno de pecho.

b2

A continuación, y partiendo desde la esquina del hombro, marcamos la medida de la sisa y la de la caída.

b3

El punto de medida de la caída nos servirá de referencia para trazar una línea con 1/4 del contorno de cintura, partiendo también del lado del doblez.

A continuación, en el lado del doblez vamos a marcar un punto con la medida que hemos fijado para el escote delantero, en mi caso serán 15 cm.

b4

Ahora nos toca ir uniendo las medidas para dar forma a nuestro patrón.

En primer lugar uniremos el punto del escote con el punto del tirante dando forma curva. Si tenemos una regla curva nos ayudamos con ella, si no lo hacemos a mano alzada.

13

Luego unimos el punto del tirante con la sisa, formando también una curva.

b5

Si fuéramos a hacer una blusa ajustada uniríamos el punto de la sisa con el de la cintura y luego éste con el de la cadera.

Pero como vamos a hacer una blusa amplia uniremos el punto de la sisa con el de la cadera, tal y como veis en la foto.

16

Incluso podemos hacerla más amplia, añadiendo unos centímetros más a la cadera.

17

Ahora pasamos a hacer el patrón de la espalda.

Muy fácil. Cogemos papel de patrones blanco, lo ponemos encima sujeto con alfileres para calcar el delantero.

18

Sólo una pequeña variación, ya que la espalda tiene un escote mayor que el delantero y lleva tirantes cruzados.

Desde el punto del escote delantera bajamos 10 cm. y unimos este punto directamente con la sisa con forma curva.

Calcamos el lateral y ya tenemos la espalda lista.

Sólo nos faltaría hacer las vistas usando como referencia los contornos del escote delantero, del escote de la espalda y de la sisa.

Marcamos el borde en un papel, subimos 2 cm. y volvemos a marcar el borde de nuevo. Del escote delantero y de la espalda 1 pieza con la tela doblada y para las sisas dos piezas, teniendo en cuenta que de esa vista saldrán los tirantes hacia la espalda.

La medida del tirante la tomaremos de sumar los 12 cm. del tirante delantero + la medida que obtendremos desde el hombro hasta el punto de unión en la espalda.

Aunque bueno, si me conocéis sabréis que soy fan de los bieses, así que creo que yo en vez de hacer vistas de la misma tela, lo remataría usando un bies en contraste y usaría ese mismo bies para hacer el tirante 😉

En fin chicas, y Sheila, hasta aquí el patrón de la blusa.

2829

Tiene un poco de trabajo, pero espero haberlo explicado con detalle.

De todas formas, como siempre, aquí me tenéis para todo lo que necesitéis y si queréis el patrón ya hecho, poneos en contacto conmigo y os lo hago llegar

Me despido hasta la semana que viene con la falda que me ha pasado Sheila confeccionada y el conjunto final acabado.

¡Qué ganitas!

 

 

 

Publicado en Costura

Con retales…hacemos una camiseta en dos tejidos

Esta semana os traigo otro tutorial facilito y rápido para aprovechar los retales que nos han ido quedando descuadrados; perfecto para darle a la aguja en verano, en esos ratitos en los que o nos quedamos en casa o nos abrasamos en la calle.

Es una camiseta que podéis hacer en una tarde con dos trocitos de tela que tengáis por casa.

Yo la he hecho con una tela denim de algodón muy finita y con punto de algodón azul marino.

14

El patrón es muy sencillo, ni siquiera es necesario hacerlo en papel y luego pasarlo a la tela; bien medido se puede trazar directamente el el tejido.

Os dejo aquí el diseño técnico con medidas para la talla 40, que he hecho en mi cuadernillo; espero que os sirva.

Para ampliar o disminuir la talla, medid vuestro contorno de pecho y tomadlo como referencia, teniendo en cuenta que se suman 4 cm. a cada lado de la tela en delantero y espalda hasta sumar 16 cm. más que el contorno real. Ejemplo: mi contorno es de 96 cm. y el contorno de la camiseta son 112 cm. (28 cm. x 4); si mi contorno fuera 100 cm. el contorno de la camiseta sería 116  (29 cm. x 4).

wp-1469608228755.jpg

Una vez medido, unimos las dos telas y las doblamos por la mitad, dejando el revés de la tela a la vista.

Marcamos con alfileres la forma de la camiseta, pasamos la plancha por encima para dejar las señales en la tela de la silueta del modelo y cortamos.

A continuación, abrimos, enfrentamos y cosemos los hombros y el lateral hasta hacer la curva de la sisa.

Una vez cosido, toca rematar el escote y las mangas.

Lo más fácil: usar mi adorado bies (creo que no podía vivir sin ellos)

Colocamos el bies abierto en el borde del escote y la manga, enfrentando a la tela por el derecho y abierto como veis en la foto, y pasamos una costura justo por el doblez. Después doblamos hacia dentro y cosemos por el revés. Listo y perfectamente rematado.

Por último, cosemos el bajo con un zig zga, ya que el punto elástico puede dar problemas si lo cosemos con un pespunte normal, ya que no permite el estiramiento de la tela y se nos puede romper la costura.

Y para acabar, un pequeño detalle con un aplique termofijable.

 

Y nos vamos de paseo

Publicado en Ideas

1,2,3… camisetas personalizadas

Lo que más me gusta de esto de hacerse uno mismo la ropa es que puedes dar rienda suelta a la imaginación.

Me lo paso pipa creando o transformando cualquier tela o prenda en otra diferente y única; por eso, no paro de personalizarlo todo.

Esta semana le ha tocado a Pablo, que tenía varias camisetas lisas en el armario y resultaban muy aburridas 🙂

Para la personalización he utilizado distintos materiales y quería compartirlo con vosotras, por si os apetece dar una vuelta al armario y dar un toque distinto a vuestra ropa.

¡Espero que os guste!

Empezamos con aplicaciones termofijables.

Es lo más fácil que hay en el mundo. Sólo tenéis que ir a una mercería con un buen catálogo de aplicaciones para encontrar la que os gusta, colocar la aplicación en la camiseta y plancharla.

El único cuidado que tenéis que tener es el de aplicar la plancha fijando, sin deslizar, para que no se mueva ninguno de los adornos.

Lo malo es que  según sea la aplicación, la duración puede ser temporal porque se vaya el pegamento después de unos lavados. Si esto nos pasa, siempre podemos darle unas puntadas al adorno y listo.

También podemos usar adornos de una camiseta vieja.

¿Quién no tiene una camiseta vieja con un dibujo superchulo que no quiere perder? En el caso de los niños, que se les queda todo pequeño en un abrir y cerrar de ojos, ni os digo.

Eso fue lo que nos pasó con la camiseta del pulpo que veréis en la foto; así que recorté el pulpo con mucho cuidado, dejando un margen muy pequeñito, y lo cosí a la camiseta nueva con un pespunte.

Yo lo hice a mano con una puntada pequeña y muy pegada a la aplicación y quedó perfecto, como si el pulpo llevara allí desde siempre 😉

Y para acabar lo que más me gusta de todo: la pintura textil.

Hace tiempo compré los rotuladores para textil que venden en IKEA y empezó el vicio; ahora ya me he pasado a los rotus de Giotto que son mucho mejores y tienen un montón de variedades para dar diferentes efectos a la ropa. También existe pintura textil en spray y con pincel, pero yo aún no lo he probado.

Es una pasada lo chulas que quedan las camisetas pintadas con el dibujo o el motivo que cada uno quiera. En esta ocasión he sacado el dibujo de internet y lo he calcado colocandolo detrás del delantero de la camiseta.

Hay que tener cuidado al pintar porque la pintura se traspasa del delantero a la espalda; así que, además de servirme para calcar el dibujo, también me sirvió para proteger la parte de atrás. 

También podemos dibujar con lapiz el dibujo en la camiseta y luego repasarlo con los rotuladores o calcarlo con una hoja de papel calco de las que se usan para patrones y luego darle color.

En cualquier caso, el resultado es una pasada y las posibilidades, infinitas.

 ¿Os ha gustado?

Espero que sí y, como siempre, os invito a probar vuestras propias personalizaciones.

Cualquier cosa que queráis consultarme, aquí me tenéis.

¡Feliz fin de semana!

¡Hasta pronto!

Publicado en El blog de los niños

Los niños hacen: paella con pollo

Una semana más los niños han cocinado (con un poquito de ayuda) y os lo quieren contar.

¡Menuda paella de pollo les salió! Aquí nos chupamos los dedos 😉

Os dejamos la vídeo receta, ya veréis que fácil.