Publicado en Ideas, punto de cruz

Una blusita nueva con punto de cruz

¿Qué tal vais? ¿Cómo van esas aficiones costuriles?

Yo sigo aprendiendo y desarrollando mi nueva pasión: bordar y hacer punto de cruz.

Me encanta sentarme al final del día, tranquilamente, sin móvil, ni portátil no nada, solo la aguja, el hilo, el dibujo y yo….bueno, y la serie de turno, para que nos vamos a engañar 😉😉

La cosa es que me relaja muchísimo, pero es un vicio.

El último bordado de punto de cruz, el que os voy a enseñar hoy, lo hice para decorar un antiguo vestido convertido en blusa, que me cosí el año pasado.

La tela, un precioso algodón con dibujo escoces en azul marino y negro, es divina; pero me parecía que iba a quedar mejor con un bouquet de flores en blanco.

Así que me puse a buscar un dibujo por casa y por las redes y en Pinterest encontré este:

Me encantó para hacerlo todo del mismo color y que resaltará con mi tela, así que empecé a preparar la prenda para el bordado.

Corte un cuadrado de tela de panamá lo suficientemente grande para que cupiera el dibujo y la sujete con un hilván; de esta forma el punto de cruz sale perfecto en la prenda, porque vamos siguiendo la trama de la tela. Eso sí, como consejo, no hagáis lo que yo. Si el bordado el blanco no uséis panamá blanco, porque queda bien, sí, pero os dejáis los ojos 🙂

Una vez todo preparado, solo tenéis que empezar a hacer dibujo a punto de cruz. Si nunca habéis hecho punto de cruz, en el blog de DMC encontrareis ayuda.

Cuando ya está acabada la labor, hay que quitar la tela de panamá con mucho cuidado, hilo a hilo. La verdad es que hay que ir despacito, pero se quita estupendamente y queda divinamente.

No puedo estar más contenta con el resultado.

Os confieso que estoy empezando a ver cada dibujo a cuadraditos y veo bordados por todos lados, así que, en breve, Os enseñaré mi siguiente trabajo.

¡¡¡Nos vemos muy pronto!!!

Sed felices!!!

Publicado en Ideas, punto de cruz

Una blusita nueva con punto de cruz

¿Qué tal vais? ¿Cómo van esas aficiones costuriles?

Yo sigo aprendiendo y desarrollando mi nueva pasión: bordar y hacer punto de cruz.

Me encanta sentarme al final del día, tranquilamente, sin móvil, ni portátil no nada, solo la aguja, el hilo, el dibujo y yo….bueno, y la serie de turno, para que nos vamos a engañar 😉😉

La cosa es que me relaja muchísimo, pero es un vicio.

El último bordado de punto de cruz, el que os voy a enseñar hoy, lo hice para decorar un antiguo vestido convertido en blusa, que me cosí el año pasado.

La tela, un precioso algodón con dibujo escoces en azul marino y negro, es divina; pero me parecía que iba a quedar mejor con un bouquet de flores en blanco.

Así que me puse a buscar un dibujo por casa y por las redes y en Pinterest encontré este:

Me encantó para hacerlo todo del mismo color y que resaltará con mi tela, así que empecé a preparar la prenda para el bordado.

Corte un cuadrado de tela de panamá lo suficientemente grande para que cupiera el dibujo y la sujete con un hilván; de esta forma el punto de cruz sale perfecto en la prenda, porque vamos siguiendo la trama de la tela. Eso sí, como consejo, no hagáis lo que yo. Si el bordado el blanco no uséis panamá blanco, porque queda bien, sí, pero os dejáis los ojos 🙂

Una vez todo preparado, solo tenéis que empezar a hacer dibujo a punto de cruz. Si nunca habéis hecho punto de cruz, en el blog de DMC encontrareis ayuda.

Cuando ya está acabada la labor, hay que quitar la tela de panamá con mucho cuidado, hilo a hilo. La verdad es que hay que ir despacito, pero se quita estupendamente y queda divinamente.

No puedo estar más contenta con el resultado.

Os confieso que estoy empezando a ver cada dibujo a cuadraditos y veo bordados por todos lados, así que, en breve, Os enseñaré mi siguiente trabajo.

¡¡¡Nos vemos muy pronto!!!

Sed felices!!!

Publicado en Costura, Ideas, Tips & more

REGALOS NAVIDEÑOS DIY: recopilatorio histórico I

He estado pensando que, a lo largo de estos 3 años, hemos visto un montón de labores que podemos hacer en un par de días y que serían estupendas como regalos navideños.

Así que he estado dando una vuelta por el blog y os he seleccionado unos cuantos detalles handmade.

He encontrado bastantes bolsos, carteras, neceseres y monederos con lo que quedar como Reyes del DIY.

Como por ejemplo, la bolsa multiusos que hicimos hace ya unos años y que además de amplia y versátil, es sencilla y rápida. Con una buena y bonita tela de tapicería nos quedará perfecta.

También podemos hacer el gran bolso inspirado en Mary Poppins, que encima está más de moda que nunca estas Navidades, y que es super cómodo.

O una cartera de mano, que cosemos en un momento con un par de retales y que podemos personalizar como queramos. Desde luego en estas fiestas quedamos de lujo.

Otra gran idea es hacer una bolsa de tela, tipo camiseta, para labores o para llevar en el bolso por si nos paramos por el super a comprar un par de cosas que nos faltan y que nunca viene mal. 

Y ¿qué os parece un monedero muy vintage con boquilla de metal? La verdad es que yo hice uno tomando como base un kit, pero podéis encontrar la boquilla en cualquier mercería y con un pequeño retal de tela bonita nos quedará precioso.

Y si os gusta del crochet, siempre podéis hacer un neceser con Granny Square, que además de ser sencillo, de mucho juego. Os dejo en el link un modelo que hice hace mucho tiempo y que he repetido en varias ocasiones.

También podemos hacer una bufanda muy calentita, forrada con coralina y de tela de tweed o escocesa, que tan de moda está este año. Es un regalazo para esta Navidad y la podéis hacer en un momento.

Con la misma coralina o con tela polar, podemos hacer una manta de doble faz, perfecta para pasar horas en el sofá haciendo maratones de cine o series, con un buen café, un té o un chocolate calentito. Yo hice una para de niño hace un par de años, pero la medida la ponéis vosotrxs.

Y si nada de lo anterior os convence ¿qué tal un delantal? Un delantal es perfecto para todos. Para los que cocinan, para los que cosen, para los que hacen crochet o tejen, para los que pintan, para los que hacen bricolaje, para los que hacen manualidades… Le podéis poner más o menos bolsillos, hacer más o menos resistentes y personalizarlo con todo lo que queráis y quedará perfecto. 

Espero que si estáis pensando en hacer un regalo único y personal, esta recopilación os ayude y encontréis el regalo perfecto para estas Navidades.

Os dejo un link a la página especial navideña que he creado para que tengáis todos los tutoriales al alcance de la mano.

Nos vemos muy pronto.

Publicado en Costura, Ideas

REGALOS NAVIDEÑOS DIY: sudadera de pompones

¿Qué tal lleváis los preparativos navideños?

Yo, un año más, voy despacito. Es verdad que al menos este año me ha dado tiempo a hacer un calendario de adviento DIY, pero aún no hemos decorado la casa y todavía me quedan un montón de cosas que preparar para la Navidad. 

Lo que sí que llevo como esperaba es la elaboración de regalos navideños hechos a mano, porque me encanta entregar regalos en lo que pongo un poco de mi misma.

Hoy os quería enseñar uno de los regalos que estoy haciendo, en realidad es muy sencillo, pero da mucho juego a la hora de crear nuestros propios diseños.

Tan solo necesitáis una sudadera del color que más le guste a la persona a la que vais a hacer el regalo y muchos pompones de colores de diferentes tamaños.

Yo las sudaderas las suelo comprar en Decathlon, donde las encuentro por unos 8€ y los pompones de colores los compro en las tiendas Tedi donde, os confieso, puedo pasar horas y horas buscando entre todo lo que tienen (y tienen de todo).

Pompones tedi

Como os podréis imaginar, podéis cortar, coser y personalizar la sudadera a vuestro gusto y luego ir fijando los pompones como os apetezca. En círculos, en nubes, salteados, uniéndolos por color, por tamaño, haciendo figuras, componiendo estructuras…y es que los pompones dan mucho juego.

Os voy a dar un ejemplo de personalización que a mi me encanta y en la que podéis usar todos los colores o emplear solo un color, en función de los gustos… y de los colores de las sudaderas, claro

Lo primero es preparar los materiales necesarios, lo segundo hacer un planteamiento de las formas y ya con eso podemos empezar a coser.

En realidad no hace falta dar muchas puntadas para ir cosiendo los pompones, pero si hay que cuidar que cosamos por el centro del pompón, porque si nos quedamos en parte exterior más blandita, se nos caerá enseguida.

Es importante ir colocando los pompones de manera ordenada, aunque no lo parezca, manteniendo las distancias de forma acorde y proporcionada.

Incluso para aquellas formas que parecen hechas al azar hay que tomar en cuanta el espacio que ocupa cada una.

Otra cosa que hago para que el resultado sea perfecto, es tapar la marca de las sudaderas, mirad.

Y después de una horita cosiendo pompones, este es el resultado:

La verdad es que queda chulísimo y podemos hacer miles de combinaciones de pompones por colores y tamaños. ¿os imagináis un corazón de pompones en el medio de una camiseta? o quizá, unas cerezas grandes en un lado o varias chiquititas desperdigadas por la sudadera o un paisaje estrellado con pompones amarillos o un arco iris lleno de pompones…

Y es que lo mejor de mejor de los regalos hechos a mano es que desde el primer momento están inspirados en la persona a la que haces el regalo y eso no se paga con dinero.

Espero que os haya gustado, os dejo que quiero que me de tiempo a hacer un par de cosillas más antes de que llegue Papá Noel; aunque no pararé de daros ideas hasta que vengan los Reyes Magos.

¡Nos vemos muy pronto!

Un abrazo

Publicado en Costura, Ideas

REGALOS NAVIDEÑOS DIY: Alfiletero

Hoy empiezo con un especial que me hace mucha ilusión. Lleva rondando por mi cabeza desde la Navidad pasada, pero como me resultó imposible hacerlo, he ido recopilando ideas chulas durante todo el año para poder arrasar esta Navidad y convertirnos en los mejores Papanoeles del mundo mundial.

El primer regalo DIY que os traigo es un alfiletero hecho en un bastidor con punto de cruz y que puede llegar a ser el sueño de cualquier costurerx, porque tiene mucho espacio para agujas y alfileres.

Además, aunque nunca hayáis hecho punto de cruz, podéis hacer este dibujo en un momento, porque no es nada difícil.

Aunque también podéis buscar un dibujo es os guste por las redes o ir en la web de DMC, que tienen mucho patrones de punto de cruz gratuitos, y si es vuestra primera vez por el punto de cruz, aprender también en su apartado de educación.

Una vez elegido el dibujo, solo necesitáis tela de panamá o cañamazo para hacer el dibujo, un bastidor mediano e hilo de bordar.

Como veis he dejado mucha tela alrededor del bastido, porque como luego lo vamos a rellenar con guata, tiene que tener tela de sobra. ¿Cuánto más? Pues un poco a ojo; luego si nos sobra mucho, lo cortamos y listo.

Una vez que tenemos hecho el motivo en la tela, abrimos el bastidor, sacamos la labor de punto de cruz y comenzamos a preparar el resto del material 

Vamos a necesitar un retalito de tela, un trozo de entretela del mismo tamaño para hacer la trasera del alfiletero. Vamos a entretelar para que nos quede un poquito más rígido por abajo y sea más mullidito por la parte de arriba.

Una vez entretelada la parte de abajo vamos a cortar un retalito de una tela de algodón suave, popelín por ejemplo, para la parte superior. Irá debajo del panamá bordado, así que tiene que ser del mismo tamaño. Esta tela reforzará la parte de arriba, evitará que se salga el relleno y hará que podamos pinchar los alfileres sin problema.

Ha de ser suave para no dañar ni despuntar los alfileres o las agujas.

Ya solo nos falta preparar el relleno para que quede bien mullido. El que he usado yo lo he comprado en Almacenes Pontejos, que no es muy caro, te lo mandan a casa y de calidad es fantástico.

¿Y cómo lo rellenamos?

Pues nos vamos a ayudar de unas pincitas de costura, e iremos uniendo los lados de las telas de arriba y de los de abajo de forma que cuadre.

Ahora es cuando tiene sentido a que la tela de arriba sea más grande que la de abajo, para hacernos más fácil la tarea de meter el relleno.

Una vez que le hemos dado el relleno suficiente viene la parte delicada de cerrar el bastidor con todas las telas y el relleno. Tenemos que colocar la parte cerrada del bastidor por debajo de todo; abrir a tope la parte que está abierta, la del tornillo, y colocarla encima de todo; encajar una en otra con cuidado de que no se nos salga ninguna tela ni se nos vaya el relleno; e ir cerrando el tornillo poco a poco.

Una vez bien encajado, y a medida que vamos cerrando poco a poco el bastidor, iremos estirando la tela muy despacio y repartiendo el relleno para que nos quede todo por igual.

Y cuando ya lo tengamos bien colocado y apretado, cortamos lo que nos sobra con cuidado

Y ya tenemos nuestro alfiletero hecho a mano para regalar. 

¿Os imagináis lo chulo que quedaría con un pequeño mensaje bordado en punto de cruz o con algo que le encante a la persona a la que se lo vais a regalar?

Además, hay tela de panamá y cañamazo de un montón de colores; así que solo hay que dar rienda suelta a la imaginación y empezar a buscar el dibujo que queréis bordar.

Pues por hoy es todo, dentro de poco seguiré con esta serie especial de Navidad, llena de ideas y pequeños detalles.

¡Hasta pronto!

Publicado en Costura, Guía de telas

Tela bielástica

 

Volvemos con nuestras fichas de telas, esta vez para conocer una tejido muy tendencia: el bielástico.

En realidad como bielástico se comprende todo aquel tejido que se estira y cede a lo largo y a lo ancho, pero la que vamos a ver hoy es una tela muy específica con un aspecto similar al crepé de invierno en cuanto a caída y fluidez y con un comportamiento parecido al neopreno.

Podemos usarla para hacer muchísimas prendas y proyectos desde vestidos a cazadoras, ya que es muy versatil.

Y, además de todo, esta temporada tienen unos estampados que son una pasada.

Aquí os dejo con el tutorial, espero que os guste.

Besos y abrazos

Publicado en Guía de telas

Fichas de telas: sarga

Tal y como os prometí, arrancamos nuestra sección de telas…mejor vamos a decir re-arrancamos, porque no es la primera vez que hablamos de telas.

Hace ya mucho tiempo que publiqué la primera ficha de telas temática sobre el algodón, que os dejo ahora mismo en este link y hace menos grabé el primero de los vídeos de telas que salieron en el canal, y que podéis echar un ojo haciendo click aquí

Hoy os traigo la primera entrega de vídeos en los que veremos en detalle diferentes tipos de telas. Veremos su comportamiento, la mejor forma de coserlas, si encogen o no, si se arrugan o no, si se componen de fibras naturales, qué prendas quedan mejor con unas telas y cuáles mejor con otras…y así muchos pequeños detalles que no serán de mucha utilidad a la hora seleccionar las telas para nuestros proyectos.

En el tutorial de hoy vamos a conocer un poquito mejor la sarga.

Espero que os guste el vídeo y si en algún momento queréis conocer alguna tela en detalle, escribidme un email y os preparo un tutorial en detalle.

Nos vemos muy pronto.

Publicado en Costura, Tips & more

Los principios de la costura 2: aplicando las medidas

Hoy os traigo un post que complementa el tutorial sobre cómo tomar las medidas que os dejé la semana pasada en el canal, aquí os dejo el link por si no lo habéis visto.

Lo que os he preparado en una serie de fichas en las que he os explico, de forma rápida, cómo aplicar las medidad a lashora de tomar un patrón.

Como ya sabéis, si habéis intentado alguna vez adentraros en el mundo del patronaje, hay medidas que se toman completas, como por ejemplo los largos; hay otras que se toman a la mitad; otras de las que se aplican solo 1/4 de la medida, como los contornos; incluso hay algunas medidas que se sacan al hacer cálculos con otras medidas y, siempre, según el patrón que estemos dibujando, como el tiro del pantalón o la bocamanca.

En estas últimas profundizaremos cuando hagamos nuestros patrones pero, para las demás medidas, aquí tenéis unas fichas para que siempre tengáis una ayuda a mano.

Espero que sean útiles y resulvan muchas dudas, aunque ya sabéis que siempre me tenéis en dibujandopatrones@gmail.com.

Besos y hasta pronto!

medidas1

medidas2

medidas3

 

Publicado en Sobre mí, Tips & more

10 claves para mantener el orden costuril (antes de desordenarlo todo)

¡Madre mía! ¡Cuánto hace que no os cuento nada sobre mí! Tanto coser y cortar, no deja mucho tiempo para contaros cosas.

Hoy, después de varias preguntas y conversaciones al respecto, os voy a hablar de cómo tengo yo ordenado mi material de costura.

Es verdad que es un orden desordenado, porque hay cosas que se van mezclando y uniendo y separando, a medida que uno va cosiendo y cosiendo, pero yo creo que hay que seguir al menos unas pautas para encontrar lo que necesitamos sin problemas.

Empezamos:

Tener al menos un armario, cajonera o mesa donde guardar hilos, telas y material de mercería.

Vamos a ser sinceros, tenor los hilos y los materiales expuestos es precioso de ver y muy práctico para saber, a simple vista, qué tenemos y qué no, pero hay que cuidar mucho el material del polvo, la luz y demás elementos ambientes, ya que deterioran sobremanera todos nuestros tesoros.

Separar los hilos en cajas por colores y por tipos.

Si bien es verdad que tengo el hilo blanco, el negro y el rojo siempre a mano,  luego tengo todos los demás bien separados e identificados. Tener ordenados los hilos normales de coser, los de torzal, los de seda, los de bordar, etc., facilita mucho la tarea a la hora de saber qué tenemos para coser una labor. Porque, además, usar el hilo que corresponde a cada cosa y a cada tela es muy importante.

IMG_20170606_145738

Guardar los patrones en una caja, separados e identificados individualmente.

Y eso ¿cómo se hace? Pues yo tengo una caja de cartón especial para ellos y los tengo metidos en bolsas e identificados por un torcito de tela de la que he usado para hacer el modelo. Si lo hago varias veces meto un trocito de tela de cada vez en la misma bolsa, y si hago modificaciones, guardo la segunda versión como patrón aparte.

Tambien tengo una carpeta y un cuaderno con diseños y modelos preferidos, de esos que te dan ganas de estar haciendo una y otra vez, y un espacio en un estante para los patrones individuales que he compado en papel.

Tener siempre a mano un costurero (o dos) con lo que más utilizamos.

Hay cosas que sabemos que vamos a necesitar, en algún momento, cada vez que cosemos: agujas, jaboncillos, hilos de hilvanar, libretas de medidas, pies de máquina, gira esquinas, etc. y es importante tenerlas a mano cada vez.

Yo por eso tengo siempre al lado de la máquina dos costureros: uno para la máquina, con todo lo que mi máquina necesita, y otro con lo que yo necesito para preparar la prenda antes de pasarla a la máquina o después, para rematarla y dejarla bien pulidita.

IMG_20170606_150257

Ordenar las revistas de patrones.

Y no digo por fechas o cosas asi, sino por el orden que a nosotros mejor nos sirva para saber qué tenemos y de dónde podemos sacar los modelos que nos gustan.

Yo las tengo separadas por varios criterios: por un lado están las que me encantan y uso y reuso a cada rato, por otro las que me gustan y he sacado algún modelo, luego tengo unas de las que nunca he sacado modelos para mí, pero siempre hay alguien a quien puede servir, luego están las antiguas de mi madre, las de moda infantil y las de otras labores como punto, ganchillo y bordado.

Lugar aparte merecen los libros de patrones y moda, los de patronaje y labores, y los patrones sueltos, de los que ya hemos hablado.

Tener los botones en botes de cristal separados por colores y/o materiales.

Esto es básico para mí, porque tengo miles de botones diferentes y si no encuentro los que necesito me voy enseguida a comprar botones nuevos, que encima nunca compro justo los que necesito, siempre compro tres o cuatro más por si se pierden.

Conclusión, acabo teniendo la casa llena de botones.

Por eso, dedico un cajón entero a guardar mis botes por colores. Además, es muy bonito de ver.

IMG_20170606_145928

Dedicar un apartado al material de patronaje

Con esto me refiero a las reglas, los lápices y el papel, sin los cuales hacer nuestros propios patrones sería imposible. Los podemos colgar, guardar en botes o poner el rollo de papel detrás de la puerta.

De todos lo que más hay que cuidar son las reglas, para que estén lo menos melladas posibles y sean precisas, y hay que disponer, al menos, de una regla larga, una escuadra y una regla curva (o varias).

Por cierto, yo tengo lápices de varios colores, porque así me reselta más fácil identificar las partes cuando dibujo un patrón.

Tener el material de mercería ordenado en cajas individuales.

Como material de mercería vamos a entender: automáticos, cremalleras, cintas, bieses, vivos, apliques, corchetes, snaps, agujas, elásticos, entretelas, etc.

La verdad es que yo no sé vosotros, pero es que yo compro siempre un par de metros de más de todo, o una caja de más, o dos o tres, vamos. Por eso tengo que tener todos bien guardados e identificados; lo cual es muy útil para tener en la cabeza qué tenemos y preocuparnos sólo de crear.

IMG_20170606_150436

Hay cosas que nunca guardo, a no ser que no vaya a coser en una temporada

Pues sí, hay cosas que sé que necesito sí o sí, y me pongo muy nerviosa si tengo alguna prenda en la mano o no encuentro a mi vera que son: las tijeras, grandes de sastre, medianas y pequeñas para cortar hilos; los alfileres, de dos tipos con cabeza de colores y finos de costurera, descosedor y conta de medir. Estos siempre están fuera, alrededor de la mesa donde estoy cosiendo.

Ah, y los alfileres siempre en pequeñas cajitas metálicas de caramelos o de crema.

IMG_20170606_145839

No puedo acabar sin rendir un homenaje a mis dos herramientas de trabajo, mi máquina de coser, que siempre tengo abierta y lista, y a la que cuido menos de lo que se merece para lo bien que se porta conmigo, y mi plancha, casi siempre dispuesta en la tabla, ya que es clave en cada uno de los pasos de la costura, desde el primer doblez, pasando por la primera costura y el planchado final. os confieso que yo no plancho apenas la ropa, pero no se coser sin plancha.

IMG_20170606_150008

Y hasta aquí llegamos hoy, espero que os resulte útil este post y me encantaría que me contarias vosotros cómo ordenáis vuestro material.

 

Aquí me tenéis, esperando vuestros comentarios.

Cuidaos mucho ¡hasta pronto!

 

Publicado en Costura, Tips & more

Como coser una tela de pelo (de doble cara) sin desesperarse

Hace un par de semanas vi un tela superchula en la web de Tejidos de Moda, una tela de pelo (bueno más bien de peluche, porque es super amorosa) por una cara y antelina por la otra.

Tal cual llegó decidí que tenía que hacerme con ella un abrigo pero ya; en primer lugar, porque se me acababa el invierno; y en segundo lugar porque la tela es taaaan bonita que no quería dejarla y que quedara arrinconada en la caja de las telas.

Así que me puse a pasar el patrón a la tela, a cortar y a coser y me di cuenta que este tipo de tela no se puede tratar como otras y que, si no las conocemos bien, nos podemos encontrar con una serie de dificultades que nos pueden llegar a desesperar.

Por eso, he pensado que os gustaría conocer un par de trucos para que cualquier labor con este tipo de tela sea “coser y cantar”.

Calcar el patrón:

En este tipo de tela no vale eso de marcar con alfileres y plancha, más que nada, porque hay que tener cuidado con el calor; bueno, y porque es tan gruesa que hacer marcas dobles de hace complicado.

Se pueden pasar hilos flojos, lo que pasa es que cortarla doble puede ser una aventura o una hazaña de fuerza. Además, si no está bien sujeta con alfileres, puede resbalar y nos saldría una pieza descabalada, y eso no nos sirve para nada.

Lo mejor para este tipo de tela es marcar los trazos con jaboncillo e ir cortando las piezas una a una, sin doblar. Quizá tengamos que trabajar el patrón en el papel, porque ya sabéis que muchas piezas se plantean para cortar doble doblez, pero el papel pone mucha menos resistencia y es más manejable

wp-1487885304193.jpg

Cortar la tela:

Lo primero es buscarnos una tijetas oyentes y muy bien afiladas, porque así será todo mucho más fácil.

Lo segundo, y muy importante es ver hacia dónde va el sentido del pelo y de la antelina. Para ello, pasaremos la mano por la tela y observar; sí queda suave y aterciopelada es a favor del pelo y si queda como tiesa, con el pelo como hacia arriba, es a contrapelo

Todas nuestras piezas deben llevar el pelo hacia el mismo lado

Al cortar, hay que tener cuidado de no cortar el pelo, sobre todo si estamos tratando con pelos más largos. Por eso hay que tener cuidado de separar el pelo lo mejor posible antes de empezar a meter la tijera. Es cierto que en este caso no se notaba mucho, porque el pelo era muy corto, pero no podemos dejar de tenerlo en cuenta.

Por último, pero no menos importante, se os puede llenar todo de pelillos a cortar, así que, tened la aspiradora a mano y protegeos la ropa.

wp-1487885329792.jpg

Coser:

Al ser una tela tan gruesa y que, además, resbala tanto, hay que tener en cuenta detalles indispensables a lo hora de coser.

Para unir las piezas del patrón usaremos unos alfileres largos, finos y con cabeza, para que no los perdamos entre tanto pelo.

Elegiremos una aguja de las especiales para cuero y, dentro de estas, de las gruesas

wp-1487885385845.jpg

También es importante regular la tensión de la máquina y no ponerla muy alta. Yo cosí toda la prenda con la máquina en el 3, pero lo mejor es que lo ajustéis con  una muestra de tela.

Es posible que haya máquinas de coser que no puedan con la tela, pero serán las mas sencillas. Si vuestra máquina tiene un arrastre fuerte va a ser muchísimo mas fácil que pueda con la tela, pero os podéis ayudar de un prensatela de doble arrastre, que nos facilitará la tarea.

Hay quien recomienda un prensatelas de teflón, que resbala menos y que es muy apropiado para telas de cuero sintético, pero a mi no me hizo falta. Igualmente, si tenéis, podéis probar y usarlo si es neceario. Si no tenéis y veis que la tela no corre o resbala, es útil cubrir la costura con cinta adhesiva (puesta con mucho cuidado, claro)

wp-1487885406764.jpg

Rematar:

Si tenemos que hacer remates, pasar costuras ornamentales, coser botones o hacer ojales a mano, es recomendable emplear un dedal. Ya sabéis que mi no me hacen mucha gracia, pero en este caso podemos destrozarnos los dedos, sobre todo al coser el ante, el cuero o la piel sintética.

Es recomendable usar un hilo fuerte, como el torzal, para asegurar mejor estos remates y, porqué no, para que quede más bonito.

wp-1487885419010.jpg

Y hasta aquí el tutorial de hoy, que espero os sea muy útil.

Ahora, a esperar a ver si vuelve el invierno, porque este abrigo no es para nada de entretiempo ¡lo que abriga esta tela!

Os dejo para que disfrutéis del fin de semana

¡Hasta pronto!